Next-Gen

Homenaje a Miguel Hernández

by raulac
Last updated 2 years ago

Discipline:
No category
Subject:
No topic

Test Glog

Aunque escribió en otros géneros como el teatro, Miguel Hernández es conocido por su poesía. El poeta de Orihuela es el mejor ejemplo de que difícilmente pueden separarse la obra y la vida de un autor. Y es que su poesía surge de su vida, su pueblo, sus alegrías, sus tragedias, sus amores, sus amistades e incluso su muerte. Hasta podemos decir que en la guerra usó su poesía también como arma.Como ya señalamos al hablar de su adolescencia, es el propio Miguel Hernández el que aprende por su cuenta gracias a la lectura de numerosos clásicos, especiamente del Siglo de Oro español. Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Calderón de la Barca, Garcilaso de la Vega y, sobre todo, Góngora fueron sus maestros, y especialmente este último marcará sus primeras poesías.En esta primera etapa el poeta se reunía frecuentemente con otros jóvenes de Orihuela para hablar de literatura. Formaron el que es conocido como "el grupo de Orihuela", formado por Miguel Hernández, su amigo Ramón Sijé y otros como Carlos y Efrén Fenoll y Manuel Molina.Fruto de sus primeras lecturas y del contacto con los autores de la Generación del 27 surge "Perito en lunas", una poesía cultísima y barroquizante a imitación de Góngora que supone una superación de la humilde vida que lleva Miguel, tanto en lo económico como en el académico -no tenía título de estudios superiores-. Frente al mundo culto en que viven otros escritores, él sigue siendo un pobre que barre excrementos del ganado, ordeña las vacas y saca el agua del pozo.Con la publicación de "El rayo que no cesa" podemos encontrar por primera vez su voz más personal. El tema principal es el amor y el dolor violento y desgarrado.No obstante, Miguel Hernández es recordado especialmente por los poemas que escribió durante la Guerra Civil, que fueron recogidos en dos poemarios: "Viento del pueblo" y "El hombre acecha". En el primero encontramos a un poeta que canta frente a la injusticia de la guerra en lo que consideraba una obligación: los poetas tienen una misión de defensa y protesta respecto a la situación de opresión y miseria en que se encuentran las clases más pobres. En "El hombre acecha" Miguel ve a partir de la Guerra Civil española un drama humano que le transmite la tragedia en que transcurre la vida de muchas personas: pobreza, esclavitud, muerte, opresión. El Miguel Hernández furioso empieza a dar paso al Miguel Hernández pesimista sobre la condición humana en la que el hombre es un lobo para el hombre. En su última obra, "Cancionero y romancero de ausencias", encontramos a un Miguel preso y angustiado por la separación de su esposa e hijo. La soledad y la añoranza presiden estos versos próximos a su muerte.Tras este libro escribió algunos poemas más a las puertas de su muerte, entre los que destaca "Nanas de la cebolla", conmovedor poema dedicado a su hijo tras recibir una carta de su mujer en la que le contaba que no tenían dinero para comer más que pan y cebolla.Entre las características de la poesía de Miguel Hernández podemos señalar la unión de lo culto y lo popular, la importancia de la métrica y su gusto por las formas clásicas y tradicionales (romances, sonetos, tercetos, octavas...) y una evolución progresiva hacia la sencillez en la forma y en los temas. Por esta sencillez y por los temas tratados (la pena, el sufrimiento, las injusticias de la guerra, la pobreza, la opresión) Miguel fue un poeta que conectaba fácilmente con la gente y por eso siempre será recordado como el poeta del pueblo.

El poeta es trasladado a Madrid de donde, gracias a las gestiones que realizó Pablo Neruda, salió en libertad inesperadamente, sin ser procesado, en septiembre de 1939. De regreso a Orihuela es detenido, juzgado y condenado a muerte en marzo de 1940. Varios intelectuales amigos interceden por él, consiguiendo que le conmuten la pena de muerte por la de treinta años. El poeta pasa por diferentes cárceles, como se puede observar en el mapa de la izquierda. En prisión se reencuentra con un viejo conocido: el dramaturgo Buero Vallejo, también detenido por motivos políticos. En 1941, es trasladado al Reformatorio de Adultos de Alicante. Allí enferma y contrae primero bronquitis y luego tifus, que se le acaban complicando con tuberculosis. Falleció en la enfermería de la prisión alicantina a las 5:32 de la mañana del 28 de marzo de 1942, con tan sólo 31 años de edad. Fue enterrado en el nicho número mil nueve del cementerio de Nuestra Señora del Remedio de Alicante, el 30 de marzo.Actualmente sus restos mortales reposan en una sepultura del mismo cementerio, junto a los de su mujer Josefina Manresa y su hijo.

Miguel Hernández Gilabert nació en Orihuela el 30 de octubre de 1910. Su padre, Miguel Hernández Sánchez, se dedicaba a la crianza y pastoreo de ganado mientras que su madre, Concepción Gilabert Giner, se ocupaba de la casa. El matrimonio tuvo, en total, siete hijos, de los que sólo sobrevivieron cuatro: Vicente, Elvira, Miguel y Encarnación.Ya desde los siete años ayuda a su hermano Vicente en las tareas del pastoreo, que compagina con los estudios desde que entra al colegio a los nueve años. Es allí donde conocerá a Ramón Sijé, el que más tarde sería su gran amigo. Pronto destaca el interés de Miguel por la lectura y los estudios, sacando muy buenas notas. No obstante, en 1925 tiene que abandonarlos para ayudar a su padre con las cabras. Pese a todo, él aprovecha sus horas de pastoreo en la sierra para seguir estudiando. por su cuenta a través de los libros que le dejaban amigos como el sacerdote Luis Almarcha, que poseía una biblioteca.

HOMENAJE A MIGUEL HERNÁNDEZI CENTENARIO (1910 - 2010)

Miguel Hernández recitando poemas

En 1931 realiza su primer viaje a Madrid y, al no encontrar el apoyo que esperaba, regresa a Orihuela. En 1934 volverá a la capital, pero esta vez con más suerte, ya colabora en diversas revistas y conoce a importantes poetas como Alberti, Neruda y Aleixandre.En septiembre de ese mismo año formaliza su noviazgo con la que será su esposa, Josefina Manresa. Pero esta etapa tan positiva de su vida se ve ensombrecida cuando en 1935 muere su mejor amigo José Marín Gutiérrez, más conocido por su seudónimo "Ramón Sijé". Miguel, desconsolado, escribe en su honor la "Elegía a Ramón Sijé", uno de sus poemas más famosos.

Cuando en 1936 comienza la Guerra Civil española, Miguel se alista en el bando republicano. Cava trincheras en Madrid, se incorpora como comisario cultural en el batallón del campesino, recita en el altavoz del frente para animar a los combatientes, lee y escribe las cartas a los soldados analfabetos... El poeta se implica en la guerra no sólo políticamente, sino de forma personal y literaria.El 9 de marzo de 1937 se casa con Josefina y viajan de novios por el frente de Jaén, tierra originaria de su esposa. Unos meses después nace su primer hijo, que muere al poco tiempo. Dos años después nacerá su segundo hijo. Ambos recibirán el primer nombre de Manuel: Manuel Ramón el primero (en honor al fallecido Ramón Sijé) y Manuel Miguel el segundo.La guerra va tocando a su fin y Miguel es consciente de que pertenecer al bando perdedor lo coloca en una situación peligrosa, de modo que intenta huir de España por Portugal vendiendo un reloj que le regaló Aleixandre el día de su boda, pero es devuelto a España y encarcelado.

Viajes a Madrid

Infancia y juventud

¡Visita nuestro blog!

Elegía a Ramón Sijé

Sus libros

Selección de poemas

cantada por Serrat

Guerra Civil

Fotos de Miguel Hernández

Prisión y muerte

Escucha mi voz

El poeta

Carta a Josefina

desde la cárcel


Tags

Comments

    There are no comments for this Glog.