Glog thumbnail

*Miguel Hernáandez*

(1910-1942)

Galeria de imagenes

Casa de Miguel Hernandez (un video)

Carta a Josefina

Aunque no suene como es debido, su voz sigue teniendo el mismo sentimiento.

En 2010 se cumplen 100 anños del nacimiento de uno de los poetas máas importantes, simboólicos y enigmáaticos del siglo XX españnol.

SU VIDA Miguel Hernández Gilabert, también conocido como 'el poeta pastor', nació en Orihuela en 1910, en el seno de una familia humilde. Tenía dos hermanas y un hermano. Como no tenían dinero ni para comer, se alimentaban de agua de cebolla, y de ahí vienen 'Las Nanas de la Cebolla'. Cuando cumplió los cinco años se trasladó a una casa en su mismo barrio, pero esta tenía jardín, patio y un establo para el ganado, y también empezó prescolar en el colegio Escorial de Levante primero, y despues en la Escuela del Ave María. Pero anexa al Colegio de Santo Domingo, donde estudia gramática, aritmética, geografía y religión, descollando por su extraordinario talento. Su padre era ganadero, y cuando él estaba estudiando bachillerato, en 1925 le puso a trabajar en el establo, y pasaba todos los días delante de sus compañeros paseando a las cabras, avergonzado. Por eso tenía una relación con muchos rozes con su padre y con su hermano mayor, quien apoyaba al padre. No le gustaba nada ser cabrero. Amaba los toros, la naturaleza y además era un buen nadador, pero odiaba cuidar del ganado. Así pues, mientras sacaba a la cabras a pastar, se dedicaba a escribir poemas. Su primer viaje a Madrid lo hizo en 1931 gracias a una colecta hecha por su madre, un amigo y el padre de este, pero no le fue muy bien, pues tenía que trabajar más aún. Con veintidos años volvió a viajar, y dejó asombrado a los demás poetas por su talento. Cuando estuvo de vuelta en Orihuela, publicó muchos poemas y artículos en revistas como 'El Pueblo de Orihuela' y 'El Día en Alicante'. En 1934 voilvió a Madrid para quedarse. Allí le escribió una carta a Lorca quejándose de no haber conseguido lo que él deseaba, y este le respondió diciendo que no tendría que ser tan ambicioso ni impaciente, y esperar a tener mas experiencia. Hubo muchas mujeres antes de su mujer Josefina Manresa, entre ellas, la mas importante fue Maruja Mayo, por su personalidad liberal. El primer encuentro entre Josefina y él lo narra la propia Josefina en sus “Recuerdos de la viuda de Miguel Hernández”. En este mismo año formalizan la relación y el noviazgo lo vivirán según las costumbres tradicionales de Orihuela. Poco después, Miguel marcha a Madrid y tiene que distanciarse de su novia. Josefina recibe constantemente correspondencia de Miguel. Sin embargo, en 1935 esta relación se enfría y se abre un periodo de dudas y silencio entre ambos. Como fruto de esa lucha interior entre el amor y desamor surge uno de los libros más representativos de la poesía amorosa española: “El rayo que no cesa” (1936). La dedicatoria nos anuncia ya el contenido amoroso del libro, así como la destinataria de estos poemas: “A ti sola, en cumplimiento de una promesa que habrás olvidado como si fuera tuya”. Pero a pesar de todo se casó con su mujer en un pueblo llamado Quesada. Ella era modista, y dicen que se quedó ciega de trabajar cosiendo tanto para cuidar a sus hijos, pero aun así su primer hijo se murió antes de cumplir un año, y es entonces cuando Miguel empezó a escribir los primeros poemas de Cancionero y Romancero de ausencias (1938-1941). Cuando estaba en su mejor época, tuvo la mala suerte de que estalló la guerra civil, y se tuvo que alistar en el ejército republicano, con la labor de cavar las trincheras, y más tarde, de agitador cultural. Esto causó conmoción por ser peteneciente al partido comunista. En plena guerra logra escapar brevemente a Orihuela para casarse el 9 de marzo de 1937 con Josefina Manresa. A los pocos días tiene que marchar al frente de Jaén. Es una vida agitadísima de continuos viajes y actividad literaria. Todo esto y la tensión de la guerra le ocasionan una anemia cerebral aguda que le obliga por prescripción médica a retirarse a Cox para reponerse. Varias obritas de 'Teatro en la guerra' y dos libros de poemas que han quedado como testimonio vigoroso de este momento bélico: 'Viento del pueblo' (1937) y 'El hombre acecha' (1939). Tras la guerra intentó huir, pero fue capturado en Portugal y trasladado a España. En 1940 fue condenado a muerte mas treinta años de prisión. Mientras estuvo cumpliendo con su castigo enfermó de tuberculosis. Tuvo la opción de trasladarse a un hospital, pero él la negó y falleció con 31 años el 28 de marzo de 1942.

He aquíi un recital en honor a Miguel Hernandez: VIENTOS DEL PUEBLO ME LLEVAN

Esta obra de nuestro poeta la he grabado yo misma espresamente para que podais disfrutarla el doble. Para escucharla solo hay que darle al PLAY.

RECORDEMOS SU VOZ En este apartado recordaremos la voz de nuestro poeta recitando uno de sus poemas: CANCION DEL ESPOSO SOLDADO

CANCIÓN DEL ESPOSO SOLDADO He poblado tu vientre de amor y sementera, he prolongado el eco de sangre a que respondo y espero sobre el surco como el arado espera: he llegado hasta el fondo. Morena de altas torres, alta luz y ojos altos, esposa de mi piel, gran trago de mi vida, tus pechos locos crecen hacia mí dando saltos de cierva concebida. Ya me parece que eres un cristal delicado, temo que te me rompas al más leve tropiezo, y a reforzar tus venas con mi piel de soldado fuera como el cerezo. Espejo de mi carne, sustento de mis alas, te doy vida en la muerte que me dan y no tomo. Mujer, mujer, te quiero cercado por las balas, ansiado por el plomo. Sobre los ataúdes feroces en acecho, sobre los mismos muertos sin remedio y sin fosa te quiero, y te quisiera besar con todo el pecho hasta en el polvo, esposa. Cuando junto a los campos de combate te piensa mi frente que no enfría ni aplaca tu figura, te acercas hacia mí como una boca inmensa de hambrienta dentadura. Escríbeme a la lucha, siénteme en la trinchera: aquí con el fusil tu nombre evoco y fijo, y defiendo tu vientre de pobre que me espera, y defiendo tu hijo. Nacerá nuestro hijo con el puño cerrado envuelto en un clamor de victoria y guitarras, y dejaré a tu puerta mi vida de soldado sin colmillos ni garras. Es preciso matar para seguir viviendo. Un día iré a la sombra de tu pelo lejano, y dormiré en la sábana de almidón y de estruendo cosida por tu mano. Tus piernas implacables al parto van derechas, y tu implacable boca de labios indomables, y ante mi soledad de explosiones y brechas recorres un camino de besos implacables. Para el hijo será la paz que estoy forjando. Y al fin en un océano de irremediables huesos tu corazón y el mío naufragarán, quedando una mujer y un hombre gastados por los besos.

Clicando en esta imagen podreis leer todos los poemas que Miguel escribio mientras vivio.

Todo sobre la esposa de Miguel Hernaández y su vida con ella.

LUGARES IMPORTANTES

COMENTARIO DEL POEMA Este poema pertenece a la obra ''EL hombre acecha'' escrita en 1939 por nuestro poeta, Miguel Hernndez.. Trata sobre la pequena esperanza que le queda al poeta en el futuro despues de la guerra. Esta formado por 18 versos heptasilabos, de arte menor, de rima asonante. Su esquema metrico es -a-a-a. RECURSOS ESTILISTICOS: “pintada esta mi casa” es una hiperbaton; “pasiones y desgracias” es una sinestesia; “con su desierta mesa, con su ruinosa cama” son personificaciones y anaforas; “su intensa enredadera” es una metafora. En el ultimo verso hace un resumen del tema, es decir, un epifonema.

CANCION ULTIMA Pintada, no vaciía: pintada estaá mi casa del color de las grandes pasiones y desgracias. Regresaraá del llanto adonde fue llevada con su desierta mesa, con su ruinosa cama. Floreceráan los besos sobre las almohada. Y en torno de los cuerpos elevaráa la saábana su inmensa enredadera nocturna, perfumada. El odio se amortigua detráas de la ventana. Seráa la garra suave. Dejadme la esperanza.

Images

Click on the thumbnail to see original image.

Image Image Image Image Image

Audio

Click on the name to download the song.

  • cancion ultima buena
  • undefined

YouTube

undefined

Tags: Recital, de, Miguel, Hernandez, por, Antzerti, Maitaleak, en, Eibar

undefined

Tags: Miguel, Hernández, vengadoraenmascarada.com