Glog thumbnail

MIGUEL HERNANDEZ

NANAS DE LA CEBOLLA La cebolla es escarcha cerrada y pobre: escarcha de tus días y de mis noches. Hambre y cebolla: hielo negro y escarcha grande y redonda. En la cuna del hambre mi niño estaba. Con sangre de cebolla se amamantaba. Pero tu sangre, escarchada de azúcar, cebolla y hambre. Una mujer morena, resuelta en luna, se derrama hilo a hilo sobre la cuna. Ríete, niño, que te tragas la luna cuando es preciso. Alondra de mi casa, ríete mucho. Es tu risa en los ojos la luz del mundo. Ríete tanto que en el alma al oírte, bata el espacio. Tu risa me hace libre, me pone alas. Soledades me quita, cárcel me arranca. Boca que vuela, corazón que en tus labios relampaguea. Es tu risa la espada más victoriosa. Vencedor de las flores y las alondras. Rival del sol. Porvenir de mis huesos y de mi amor. La carne aleteante, súbito el párpado, el vivir como nunca coloreado. ¡Cuánto jilguero se remonta, aletea, desde tu cuerpo! Desperté de ser niño. Nunca despiertes. Triste llevo la boca. Ríete siempre. Siempre en la cuna, defendiendo la risa pluma por pluma. Ser de vuelo tan alto, tan extendido, que tu carne parece cielo cernido. ¡Si yo pudiera remontarme al origen de tu carrera! Al octavo mes ríes con cinco azahares. Con cinco diminutas ferocidades. Con cinco dientes como cinco jazmines adolescentes. Frontera de los besos serán mañana, cuando en la dentadura sientas un arma. Sientas un fuego correr dientes abajo buscando el centro. Vuela niño en la doble luna del pecho. Él, triste de cebolla. Tú, satisfecho. No te derrumbes. No sepas lo que pasa ni lo que ocurre.

Besarse, mujer, al sol, es besarnos en toda la vida. Asciende los labios, eléctricamente vibrantes de rayos, con todo el furor de un sol entre cuatro. Besarse a la luna, mujer, es besarnos en toda la muerte: descienden los labios, con toda la luna pidiendo su ocaso, del labio de arriba, del labio de abajo, gastada y helada y en cuatro pedazos. Besarse, mujer, al sol, es besarnos en toda la vida. Asciende los labios, eléctricamente vibrantes de rayos, con todo el furor de un sol entre cuatro. Besarse a la luna, mujer, es besarnos en toda la muerte: descienden los labios, con toda la luna pidiendo su ocaso, del labio de arriba, del labio de abajo, gastada y helada y en cuatro pedazos.

LA BOCA COMENTARIO DE TEXTO Este poema pertenece a Miguel Hernández autor perteneciente a la generación del 36 aunque temática y estilísticamente pertenece a la lirica del 27. Hernández escribo sus obras en la época del franquismo, en la cual estaba restringida la libertad de expresión, por esto estuvo exiliado durante varios años. Combatió en la guerra civil en la cual estuvo preso y finalmente murió en el 1942. Este poema trata sobre la nostalgia que le produce el recuerdo de los besos de su amada. Cuenta como desea la boca, los besos de su amada, aquellos besos que le iluminaban, le revivían y el no tenerlos le mata. Recuerda todos aquellos besos que anteriormente han tocado su boca y todo lo que ha vivido con ellos. Lentamente siente que se esta muriendo por que necesita de sus besos. En este poema se pueden encontrar barias figuras estilísticas: -Personificación: “Boca que arrastra mi boca” “Boca que viene de lejos a iluminarme de rallos” “Beso que viene rodando” -Metáforas: “El labio de arriba el cielo y la tierra el otro labio”l otro labio. -Anáforas: “Boca que arrastra […] bienes de lejos” “Besos que ruedan […] y vienen rodando” “He de volverte […] caigo” -Epíteto: “Hondos barrancos” -Paradoja: “Cuanta boca enterrada, sin boca, desenterramos” -Comparación: “Hondos barrancos […] y enamorados” -Encabalgamiento: “Ahí quedan escritos sobre tus labios”

DELIA GOIURI

Images

Click on the thumbnail to see original image.

Image Image

Audio

Click on the name to download the song.

  • la boca 1

YouTube

undefined

Tags: Para, la, libertad, miguel, hernandez, joan, manuel, Serrat, guerra, civil, española

undefined

Tags: Biografía, Miguel Hernández, Literatura, Orihuela, Alicante, IES Miguel Hernández, Educación, Centenario, poesía española